976 239 501 / 976 239 502 coaatz@coaatz.es

En el último número de la Revista CERCHA que edita el Consejo General de la Arquitectura Técnica podemos encontrar en amplio e interesantísimo reportaje de la rehabilitación que ha tenido lugar en El Mercado de Lanuza. Nuestro Mercado Central.

Este reportaje ha sido realizado por nuestros compañeros Félix Berges Saldaña, José Ángel Pérez Benedicto y Luis Moreno Rebate, directores de ejecución material de la obra, con la colaboración del equipo editorial de CERCHA. En él se desarrolla una minuciosa exposición de los detalles de la historia y rehabilitación de un edificio tan emblemático de nuestra ciudad. Además, incluye unas ilustraciones que ejemplifican muy bien la consecución de esta obra, a cargo de nuestro compañero Félix Berges.

Recomendamos leer este artículo que relata todos los pormenores de una rehabilitación en un edificio declarado monumento histórico nacional, Bien de Interés Cultural, además de ser considerado con un grado de protección de “Interés Monumental (BIC)”.

Desde el COAATZ realizamos unas pinceladas de este periplo que nos deja como resultado un magnífico trabajo que nace de la profesionalidad, la técnica y la capacitación de expertos de nuestros colegiados. ¡Enhorabuena!

Estado previo del Mercado de Lanuza.

Edificio de dos niveles, con semisótano y planta baja elevada sobre el nivel de la calle. En el nivel superior se desarrolla la actividad comercial, el otro se destina a servicios.

Construcción de planta rectangular muy alargada que se estructura en tres naves, dos laterales más estrechas y una central, que dobla casi en altura a las otras dos.

Estructura.

Sobresaliente estructura de hierro que se hace constantemente presente a través de todos sus elementos y que presenta decoración vegetal de carácter modernista. Pilares de hierro fundido, que soportan jácenas triangulares en las naves laterales y una cercha roblonada con cordón inferior de arco de medio punto.

En fachadas principales se reproducen tres vanos coronados por arcos de medio punto realizados en fábrica de ladrillo y piedra.

En planta sótano se localizan 80 pilares de piedra cuadrangulares realizados en piedra negra de Calatorao y mármol blanco, junto con un zócalo de piedra en mármol de Calatorao.

Las vigas de celosía que unen las columnas de la fila central muestran estructuras rectangulares en cuyos centros se ubican los tarjetones esmaltados policromados con representaciones de los productos que se vencen en los diferentes puestos.

Fachadas.

Las fachadas están conformadas por fábricas de ladrillo con elementos de hierro y vidrio. Los accesos contienen portadas realizadas en fábrica de ladrillo y piedra de Calatorao.

Las instalaciones individuales de los puestos no responden a un criterio homogéneo, estando dispuestas según conveniencia.

Uno de los sistemas más deficiente era su acondicionamiento térmico, por falta de cerramiento adecuado e incapacidad del sistema de calefacción.

Respecto a la evacuación de residuos, carencia de un sistema de almacenamiento y evacuación conveniente que evite la molesta presencia de los estos en su entorno.

Circulación del edificio.

Edificio concebido como una nave abierta.

Con el paso del tiempo se le han ido añadiendo materiales relacionados con los soportes comerciales y con los intentos de cerrar la estructura para proteger su interior de las condiciones climáticas adversas. Dichos materiales han alterado notablemente su aspecto.

Falta de integración del Mercado de Lanuza.

No contribuye a la continuidad urbana ni a su estructuración, se comporta como un elemento extraño.

El entorno urbano está compuesto por edificaciones antiguas, tradicionales y estrechas propias de casco antiguo.

Presenta problemas de accesibilidad, solo existe una rampa en la fachada Este. Además, se debe resolver la entrada de insectos y aves, el estado del revestimiento de madera de la techumbre y la oxidación en las bases de algunos pilares de fundición.

Reformas.

El proyecto de rehabilitación contiene dos vertientes.

Primero, la rehabilitación arquitectónica del edificio, como edificio BIC. Recuperar la imagen original del histórico mercado, volviendo al pasillo central y a los dos perimetrales, permitiendo para apreciar toda su magnitud interior. En esta intervención se ha respetado la volumetría, composición y estética del edificio.

Y segundo, la rehabilitación funcional y comercial del mercado. Se reorganiza la distribución de puestos y mejora los servicios auxiliares y logísticos.

La falta de accesibilidad queda resuelta.

Se ha minimizado la generación de residuos no demoliendo ningún elemento estructural, consiguiendo una reducción del impacto ambiental.

Actuaciones en el Mercado de Lanuza.

Desplome del muro perimetral de sótano para arreglarlo se ha procedido al refuerzo de las cimentaciones mediante el relleno de una de las galerías en desuso.

Aparecen desplomes en muros perimetrales que se transmiten a los pilares de fachada Oeste provocando deformaciones importantes. Para subsanarlo se ha colocado un tirante de acero adicional.

Los pilares de la fachada.

Presentan desplomes longitudinalmente al edificio en sentidos opuestos. Como medida correctora colocaron cruces de san Andrés horizontales en el plano de cubierta

En el encuentro de las celosías de arriostramiento longitudinal de la nave central y los muros testeros se han localizado dos zonas con arrancamientos de la pared del ladrillo, que es reparado.

Reparación de las bases de pilares oxidados.

Para minimizar demoliciones y, por tanto, residuos, se opta por mantener la estructura actual a la que se le incorpora en su cara superior una losa de hormigón armando no solidaria con las cabezas de las viguetas metálicas, ya que en el forjado de la planta baja estas viguetas metálicas que se apoyan sobre las principales presentan alto grado de oxidación y se ven inviables otras actuaciones.

Trabajos de restauración en el Mercado de Lanuza.

Los muros de fábrica presentaban abundante suciedad, perforaciones, … lo cual se subsana. Así mismo, en los elementos pétreos de fachadas y sótanos se aplican diferentes tratamientos dependiendo de la patología.

En la estructura de hierro se estudia el color original. Tras el análisis químico en laboratorio se confirman la aplicación de hasta 25 capas. La policromía original está realizada al óleo a base de aceite de linaza, con una primera capa de imprimación roja.

Los tarjetones de esmalte con representaciones al óleo de productos del mercado son desmontados. Su valor arquitectónico reside en su aspecto externo y en la integridad de todos sus componentes como producto genuino de la tecnología constructiva propia de su época. Se procede a su conservación-restauración aplicando metodología de trabajo dividida en dos fases: cognoscitiva, estudiando la policromía, sus pigmentos, …; y operativa, limpiando y fijando dicha policromía.

Instalaciones.

Alumbrado general y de emergencia se realiza mediante equipos led. Con control de gestión por horario y ocupación y control independiente en función de la incidencia de la luz natural.

Respecto a la demanda energética, se han obtenido resultados con elevados ahorros de mejora energética, con descensos del consumo de 370% en calefacción, 270% en refrigeración y 459% en ACS.

Se consiguen una mejora de los ratios de eficiencia energética pasando de una clasificación F (506.1), a una B (161.1), con mejoras superiores al 400% en algunos indicadores.

Incorporación de BIM.

Toda la información As-Built del proyecto ha sido generada durante la obra utilizando la metodología BIM, obteniendo un As-Built o Libro Electrónico del Edificio.

Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies