976 239 501 coaatz@coaatz.es

1º Edificio Residencial Passivhaus en Aragón

 

Hace unos días, el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza, representado por su Presidente, D. Victor Martos, y varios miembros de su Junta de Gobierno expertos en el estándar Passivhaus, asistió al evento organizado por Grupo LOBE con motivo de la presentación del primer Edificio Residencial de viviendas en altura Passivhaus certificado en Aragón y el segundo en España. Este edificio consta de 26 viviendas.

 

Presidente y Miembros de Junta del COAATZ.

 

El certificado fue concedido por un certificador independiente y autorizado, lo que implica la garantía de calidad y cumplimiento de los requisitos de este estándar.

 

Al Acto acudieron representantes relevantes del sector a nivel autonómico y nacional, como D. José Luis Soro Domingo, Consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón; Dña. María Teresa Andreu Losantos, Directora General de Vivienda y Rehabilitación; Dña. Adelina Uriarte, Presidenta de la Plataforma de Edificación Passivhaus en España; D. Ángel Cabellud López, Vocal de Tecnología del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España;  D. Juan Carlos Bandrés, Director General de Grupo LOBE. Y en sus intervenciones se recalcaron máximas que conllevan la utilización de este sistema novedoso de construcción, como, “anticiparnos a un futuro inmediato”, “liderar el cambio”, “caminar juntos, administraciones, actores privados y sociedad, hacia un modelo de edificación de calidad, económica, ambientalmente sostenible y eficiente al servicio de las personas”, “gracias a estas construcciones muchas familias tendrán la posibilidad de vivir en un entorno que les aportará confort y bienestar”,…

 

Representantes relevantes de nuestro sector.

 

Y es que el estándar Passivhaus, o casa pasiva, es un modelo de construcción que contiene todas estas premisas. Nació en Alemania en 1990 y se ha ido extendiendo paulatinamente al resto de países y, recientemente a España, debido a una mayor sensibilización de los usuarios de las viviendas y a los criterios de consumo casi nulo que serán de obligado cumplimiento en Europa a partir del 2020. La combinación de un elevado confort interior con un consumo de energía muy bajo a un precio muy competitivo, lo hace, si cabe, más atractivo y reclamado en este sector.

 

Además un hecho diferencial muy importante son los beneficios para la salud a largo plazo de los que pueden disfrutar las personas que habitan en los edificios Passivahus, ya que la concentración de CO2 y otros contaminantes químicos en el ambiente interior es mucho menor que en otras edificaciones, siendo éste un hecho muy importante en la salud a largo plazo, e incidiendo de una forma muy notable en la mejora del rendimiento de los alumnos en centros educativos con este estándar, o en la productividad en los trabajadores de empresas alojadas en edificios Passivhaus.

 

Un edificio pasivo es el que ahorra energía, y dada la escasez de recursos y materias primas a nivel mundial, cobra mucha más relevancia. Por ello, merece la pena averiguar los principios de este estándar internacional y descubrir todas las ventajas que nos puede aportar tanto económicas como para nuestra salud.

 

Los principios básicos que componen este tipo de construcción son:

  • Aislamiento térmico excelente en cubierta y muros.
  • Carpintería exterior de altas prestaciones, instalando correctamente esas puertas y ventanas.
  • Ausencia de puentes térmicos, intentando eliminarlos por completo si fuera posible.
  • Una ventilación mecánica eficiente con recuperación de calor.
  • Estanqueidad al aire de la envolvente del edificio.
  • Control del soleamiento invierno/verano, procurando una óptima orientación, aprovechando la posición en la que se va a construir para una mayor obtención de ahorro en energía.

 

Si cumplimos todos estos parámetros, tendremos una vivienda capaz de ahorrar un 90% de energía y en la factura de la calefacción con respecto a un edificio antiguo, incluso un 75% con respecto a un edificio actual. Además de apostar por un estilo de vida con una mejora excepcional del confort y la salubridad de nuestro hogar.

 

Implementar este sistema constructivo en nuestro sector implica la trasformación de los procesos de edificación, lo que supone, a su vez, una imperativa formación continua de los integrantes implicados en el desarrollo de una construcción, siendo muy importante la labor del director de ejecución de obra, ya que es obligatorio al final de la construcción realizar un examen muy exigente de hermeticidad, realizado mediante el ensayo Blower Door.

 

El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos realiza una apuesta decidida por este tipo de sistemas constructivos de consumo de energía casi nulo, como es el Passivhaus y desarrolla y pretende seguir ejecutando acciones formativas encaminadas a que los técnicos del sector de la edificación tengan la mejor preparación para conseguir implantar estas filosofías innovadoras en la edificación y en el uso de los edificios.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies